TODOSOBRE BEBES

 
| TODOSOBRE BEBES | | HACKER | CRACKER
 
TODOSOBRE BEBES
 
 
LOS BEBES NESECITAN DE TODO NUESTRO AMOR Y ATENCION PARA PODER GANARNOS POCO A POCO SU ATENCION Y CADA DIA ESTIMULARLOS CON JUEGOS, MUSICA ETC..
Cada bebé tiene su propio ritmo de desarrollo, de manera que es imposible predecir con exactitud cuándo aprenderá una destreza en particular. Los indicadores de desarrollo que aparecen más adelante le darán una idea general sobre los cambios que puede esperar en su hijo, pero no se alarme si su desarrollo sigue un curso un poco diferente.



Área social y emocional



Empieza a sonreír socialmente



Disfruta al jugar con otras personas y puede llorar cuando se acaba el juego



Es más expresivo y se comunica más con expresiones faciales y corporales



Imita algunos movimientos y expresiones faciales



Área motora



Levanta la cabeza cuando está boca abajo



Usa los brazos para apoyarse cuando está boca abajo



Estira las piernas y patea cuando está boca abajo o boca arriba



Abre y cierra las manos



Se empuja con las piernas cuando se le coloca sobre una superficie firme



Se lleva la mano a la boca



Da manotazos a los objetos colgantes



Agarra y sacude juguetes de mano



Área visual



Observa las caras con mucha atención



Sigue con la vista objetos en movimiento



Reconoce objetos y personas familiares desde lejos



Empieza a coordinar las manos con los ojos



Área de la audición y el lenguaje



Sonríe cuando escucha su voz



Empieza a balbucear



Empieza a imitar algunos sonidos




El actor Héctor Soberón sorprende a familia registrada en la fiesta ¡Viva la Familia Todobebé!: Con una serenata de mariachis, cientos de dólares en regalos y de la mano de Karen Martínez (esposa del rockero Juanes) y sus colegas de Todobebé, el actor y nuevo papá Héctor Soberón le dio la sorpresa de su vida a una futura madre mexicana. Ver más


Cómo sacar buenas fotos: Durante la grabación de recientes episodios especiales de televisión de Todobebé en Walt Disney World recopilamos interesantes tips de expertos como también de padres de familia que nos contaron sus truquitos para sacar mejores fotos y aprovechar las bondades de lugares tan mágicos para tener un bonito recuerdo de sus vacaciones. Ver más


Ideas para agasajar a la futura mamá: Cada vez son más populares en Estados Unidos y muchos otros países los llamados baby showers, que son unas verdaderas fiestas para agasajar a la futura mamá y al bebé que va a nacer. Ver más


Regalos, regalitos y regalotes para Papá: El día del padre en muchos países se celebra durante junio. Es decir, sólo te quedan pocos días para planear un día memorable con ese hombre tan especial para ti y tu familia. Ver más
DATO: 1 a 2 de cada mil niños en EE.UU. tiene algún tipo de problema de audición en ambos oídos. En muchos de estos casos se desconoce la razón del problema.


La edad en la que se diagnostica el problema de audición es crítica para el desarrollo del habla, el idioma, y las capacidades cognitivas y sicológicas del niño. El tratamiento es más exitoso si el problema es encontrado lo antes posible mediante un examen realizado en los primeros meses de vida. Estos exámenes cuestan unos $30 dólares por niño y toman unos 9 minutos. El costo es mucho mayor si un problema de audición no es diagnosticado sino hasta mucho después. Durante el año escolar 1995-1996, el gasto para programas de educación especial para niños con problemas del oído superó los $375 millones de dólares.


También sabemos que uno de cada cuatro niños con una grave deficiencia auditiva congénita no recibe un diagnosis sobre su condición hasta que tiene 3 años de edad. Asimismo, uno de cada cuatro niños con audición limitada nació pesando menos de 2500 gramos (unas 5? libras), y cerca de uno en cada tres tiene una o más discapacidades en su desarrollo adicionales como parálisis cerebral, retraso mental o visión inadecuada.


En los CDC, tenemos uno de los pocos programas en el mundo que realiza un monitoreo activo y constante de la cantidad de niños con audición inadecuada en una zona metropolitana grande y racialmente diversa.


En 1991, los CDC iniciaron el Programa de Monitoreo Sobre Discapacidades en el Desarrollo Para el Área Metropolitana de Atlanta (MADDSP, por sus siglas en inglés) con el objeto de monitorear el número de niños entre 3 y 10 años de edad que viven en la zona metropolitana de Atlanta y que tienen una o más de las condiciones siguientes: retraso mental, parálisis cerebral, problemas del oído o mala visión. Los CDC agregaron los trastornos relacionados con el autismo al programa en 1998.
(Knowing Your Child's Medical History)



Si su hijo cae enfermo o se lesiona y necesita ir a Urgencias, los médicos, enfermeras y el personal paramédico tendrán muchas preguntas que hacerle sobre su historia médica. Y, aunque usted conozca todas las respuestas en un momento de calma, hasta el padre más organizado puede no ser capaz de recordar los detalles de la historia médica de su hijo en una situación estresante.



Por eso es tan importante llevar un registro exhaustivo de la información médica de su hijo y tenerlo siempre a mano. En muchos casos, esa información puede ayudar al personal médico a emitir un diagnóstico y a tomar decisiones rápidas en una urgencia médica, cuando el tiempo es oro.



Lea las siguientes categorías para aprender más cosas sobre la salud de su hijo a fin de elaborar su historia médica completa. Guarde una copia de la historia en un lugar accesible de su casa (por ejemplo, en la puerta de la nevera), otra en cada coche familiar, otra en su lugar de trabajo y en el lugar de trabajo de su pareja, y otra en el bolso o cartera de ambos. La canguro de su hijo y el centro escolar o de preescolar adonde lleva al niño también deberían disponer de una copia, en la que deberían figurar también el nombre y el número de teléfono del pediatra del niño.

 
Imagen
VACUNAS
Llevar un registro actualizado de las vacunas que le han puesto a su hijo es importante. Si necesita ayuda para recordar y recopilar toda la información, el personal de la consulta del pediatra le puede echar una mano. Asegúrese de incluir información sobre cualquier reacción que haya tenido su hijo a alguna vacuna, como convulsiones, fiebre alta o gran malestar.Llevar un registro actualizado de las vacunas que le han puesto a su hijo es importante. Si necesita ayuda para recordar y recopilar toda la información, el personal de la consulta del pediatra le puede echar una mano. Asegúrese de incluir información sobre cualquier reacción que haya tenido su hijo a alguna vacuna, como convulsiones, fiebre alta o gran malestar.
Alergias



Anote cualquier alergia conocida que tenga su hijo, tanto a medicamentos de venta con receta médica como a los que se pueden adquirir sin receta. Las reacciones alérgicas a picaduras o mordeduras de insectos y las alergias alimentarias también son importantes. Además, algunos niños pueden tienen alergias al látex. En muchos casos, la información sobre alergias ayuda al personal médico a descubrir la causa de problemas como las convulsiones o las dificultades respiratorias.


imagen
Medicamentos



Algunos medicamentos no se pueden mezclar porque interactúan entre sí, de modo que el personal médico y de enfermería necesitarán conocer todos los medicamentos (tanto de venta con receta médica como sin receta) que tome su hijo antes de administrarle ningún fármaco. Asimismo, necesitarán conocer las dosis, la pauta de administración y cuándo se medicó el niño por última vez. Usted deberá facilitar esa información, indicando cuándo tomó su hijo el medicamento por última vez y la dosis exacta que tomó.
Enfermedades o trastornos preexistentes



Las enfermedades o trastornos preexistentes pueden tener un gran impacto sobre el tipo de pruebas o tratamientos administrados en una urgencia médica. Si su hijo tiene algún problema de salud - desde la diabetes hasta la epilepsia o el asma - el personal médico de Urgencias lo debería saber. Para una protección adicional, los niños con enfermedades o trastornos crónicos deberían llevar una etiqueta o placa colgada de una pulsera. Este tipo de notificación inmediata puede ayudar a los médicos a salvar la vida de un niño.



Si su hijo tiene necesidades especiales, usted y el pediatra de su hijo pueden completar un formulario elaborado por la Academia Americana de Pediatria (American Academy of Pediatrics (AAP)) y el Colegio Americano de Médicos de Emergencia (American College of Emergency Physicians (ACEP)) o por una entidad oficial de su país. Puede encontrar los formularios de EEUU en http://www.aap.org o en http://www.acep.org, y puede irlo actualizando cuando sea necesario. Al igual que cualquier otra información importante sobre la salud de su hijo, usted debería guardar una copia del formulario en un lugar de fácil acceso de su casa, otra en cada coche familiar, otra en su lugar de trabajo y en el lugar de trabajo de su pareja, y otra en el bolso o cartera de ambos. Además, si su hijo emprende un viaje, usted deberá incluir otra copia del formulario en su equipaje. También debería haber una copia del formulario en la consulta del pediatra del niño y en la enfermería de su colegio o centro de preescolar. La información del formulario también se puede introducir en una base de datos actualizable para que el personal médico pueda acceder a ella en caso de urgencia.

imagen
Hospitalizaciones e intervenciones quirúrgicas



La historia médica también debe contener información sobre las fechas en que su hijo ha sido hospitalizado y el tipo de operaciones a que se ha sometido. Esta información puede ser de gran utilidad durante el tratamiento posterior a una urgencia médica.

imagen
Recibe el Boletín





Clic para ampliar
Seleccionando el espacio
Los bebés tienen más capacidad de adaptación en sus requerimientos de vida que lo que nosotros pensamos. Un diminuto bebé que recién ha salido de la tibieza y seguridad de un espacio pequeño sólo necesitará un espacio pequeño durante los primeros meses: un lugar que sea seguro, tibio, limpio, luminoso y ventilado para dormir, comer, ser cambiado y bañado. Y si bien debería estar un poco separado, no tiene que ser totalmente silencioso. Muchos bebés nacen abruptamente con luces brillantes y viven sus primeros días en una guardería o nursery del hospital con mucho movimiento, que dista de ser silenciosa. Esto es un buen entrenamiento para vivir bajo condiciones que no son perfectas. De acuerdo a algunos pediatras, los niños aprenden a vivir con ruidos caseros tales como el sonido del teléfono y sólo reaccionan ante los cambios, como por ejemplo si el teléfono deja de sonar. De hecho, los sonidos generales de la casa, como el ruido de la aspiradora o del aire acondicionado, pueden, según se ha comprobado, tener un efecto calmante en lugar de ocasionar molestias.

Idealmente, el cuarto del bebé debería estar cerca del de sus padres y de la cocina o el baño. Si se carece de un cuarto separado, el cuarto del bebé puede instalarse en cualquier lugar vacío, incluyendo un rincón del living, comedor o cuarto de los padres. Algunos padres encuentran que compartir su cuarto, y a veces su cama, con el bebé les permite tener una experiencia más íntima y una mayor comodidad cuando la mamá está amamantando. Otros padres se vuelven muy ansiosos y encuentran que la proximidad constante interrumpe el poco tiempo que tienen para dorm
imagen


?Formas de Promover la Comunicación desde el Nacimiento





NCBDDD en Español > Desarrollo Humano






en inglés (English) imprima esta página (PDF)







El objetivo de la Temprana Detección e Intervención de los Problemas del Oído (EHDI por sus siglas en inglés) es identificar a los niños que tienen problemas de audición con el objeto de prevenir complicaciones posteriores para comunicarse. Los programas de EHDÍ son implementados a nivel estatal con la colaboración y el apoyo de organizaciones federales, estatales y privadas. Para garantizar el éxito de los programas del EHDI, se necesitan establecer sistemas eficientes de monitoreo para que los niños con pérdida de la audición no dejen de recibir la atención que requieren después del diagnóstico.

La identificación temprana de los niños que están sordos o que tienen problemas para oír, seguida por intervenciones apropiadas, le da a los niños una mejor posibilidad de desarrollar su capacidad cognitiva y de lenguaje necesarias para lograr el éxito social y académico. Los programas del EHDI tienen tres partes principales: chequeo médico; evaluación auditiva; e intervención temprana de la audición y tratamiento.


Chequeo médico: Todos los bebés deben ser revisados antes de cumplir un mes de edad, de preferencia antes de salir del hospital en el que nacieron. Sin un chequeo universal, la edad promedio en la que se detectan los problemas del oído es entre los 2 y los 3 años.

Evaluación Auditiva: Todos los niños con problemas para oír deben ser evaluados. En el caso de que se confirme la pérdida de la audición, los niños deben ser enviados para una evaluación más exhaustiva. Los programas del UNHS (Universal Newborn Hearing Screening) identifican entre 2 y 3 niños por cada 1000 con pérdida bilateral auditiva.

Intervención: Todos los niños que no pueden oír deben ser puestos en programas de intervención. Es el deber de los profesionales darle a las familias la información necesaria sobre las diferentes opciones disponibles para que puedan tomar una decisión adecuada.


El programa EHDI de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) forma parte de un esfuerzo nacional para promover la detección temprana de la pérdida de la audición, el monitoreo de bebés y niños que están sordos o tienen problemas de audición, y el inicio de sistemas de intervención efectivos. Las actividades del Programa CDC/EHDI incluyen:


Colaboración con las agencias federales, nacionales y estatales, así como con otras
organizaciones para ayudar a los estados y territorios a desarrollar e implementar los programas
de EHDI.

Fondos a los estados para la creación de un banco de datos del EHDI y de sistemas de
vigilancia que ayuden a mejorar su capacidad de asegurar que todos los niños sean revisados y
reciban los servicios de seguimiento adecuados.

Apoyo a las investigaciones sobre las causas de la sordera, eficacia y costo de los programas de
EHDI, resultados a largo plazo y la identificación temprana así como los temas relacionados a la
familia.

Uso de la información obtenida mediante el sistema de monitoreo del EHDI para encontrar
nuevas causas prevenibles de la sordera (por ejemplo genética).

Mantenimiento de un sitio en la Internet del EHDI que incluya respuesta a las preguntas más comunes, información sobre detección y transcripción de las teleconferencias bimensuales que tienen que ver con los programas del EHDI ( http://www.cdc.gov/ncbddd/ehdi ).

Fomentar la integración de los programas del EHDI con otros sistemas de datos dedicados a Niños con Necesidades de Cuidados de Salud Especiales.


Los CDC apoyan los esfuerzos de los Institutos Nacionales de Salud, al Comité Conjunto sobre Audición Infantil, y la Academia Americana de Pediatría en favor de un chequeo universal del oído en el recién nacido antes de que éste salga del hospital, una evaluación diagnóstica antes de los 3 meses de edad, y el comienzo de los servicios de intervención antes de los 6 meses de edad.

 
 
Escríbeme
Me interesa tu opinión